Teléfono de contacto: (+34) 955 294 188

Obra disponible /Available Artworks

Descarga su biografía

“Posesiones de ultramar”

Bajo el título “Posesiones de ultramar”, Daniel Muñoz, también conocido como “SAN”, nos presenta su nuevo proyecto, con el que la galería DELIMBO abre la presente temporada.
La muestra formada por una serie de obras recientes, trata de analizar de manera concreta la problemática y las experiencias colaterales derivadas de la practica mural desarrollada en los últimos años por el artista cacereño. Lejos de plantear soluciones a este complejo asunto, el artista ofrece caminos viables desde los que abrir una crítica, siempre con una mirada íntima e inquieta, afirmando así su afán por impregnar su obra de nuevas posibilidades.

A través de parámetros concretos como el paisaje, el imaginario colectivo, el campo visual o la memoria, se formulan una serie de cuestiones que intentan tensar las relaciones que se establecen entre el artista, sus obras y los múltiples contextos sociales y físicos donde se generan.
Todo artista actúa y opera según un entramado sociocultural predefinido. En el caso de los llamados “artistas urbanos” , al estar en continuo movimiento, suelen obviarse dichos nexos y asumirse roles heroicos, de modo que la producción artística de los mismos reafirma cualidades como la autoría o la estetización de lo subversivo, siempre desde un posicionamiento empresarial basado en estrategias de marketing de nueva hornada.
Estas actitudes son el detonante del análisis que plantea Muñoz, inspirándose en sus propias experiencias y conflictos, fruto de esta fricción con el entramado público y cultural propio de nuestros días. Cada una de las obras que componen la exposición se formalizan como archivo y, a su vez, como canalizador de vivencias: se trata de una serie de dispositivos con los que evidenciar la eventualidad de la actividad artística, sus funciones y su formalización.

Con el dibujo como lenguaje principal, se nos presentan piezas de variada tipología desde las que valorar lo público y lo subjetivo como productos de negociación con la realidad. En obras como “39 deseos” podemos apreciar la preocupación del artista por lo adyacente, por lo que no cuenta, tratándose ésta de una compilación de lugares (dibujados) de los que, por diversos motivos, éste no pudo apropiarse. Otras, como “Marrón fluorescente” tratan de dignificar una experiencia negativa fruto de una actividad supuestamente plausible.

Desde que comenzó su carrera artística a mediados de los años 90, Daniel Muñoz (Moraleja, Cáceres 1980) ha realizado numerosas intervenciones en el espacio público y exposiciones en numerosos países de Europa, Norteamérica, Sudamérica, Rusia y Oriente medio. Cabe destacar algunos espacios expositivos como “Fifty 24SF gallery “, San Francisco (E.E.U.U.); “Stolen space”, Londres (Reino Unido);The Don gallery, Milán (Italia) o la galería Luis Adelantado de Valencia. Su trabajo ha sido publicado en diversos libros y publicaciones de prestigio artístico, destacando su monografía titulada “Entre líneas” publicada en el año 2007.